Dormir contigo...

Hasta en sueños.
Después de un largo tiempo de mal dormir, de dormir sin sueños ni descanso verdadero, hoy dormí y...
Soñé contigo.
Lo paradójico del sueño es que soñé...
Que dormíamos.
Entrelazábamos las manos (de hecho, los brazos) y frente a frente, con total confianza dejábamos que el otro protegiera nuestro sueño.
Nuestro descanso.
Ese doble sueño me dará fuerzas para resistir lo que se viene, esta nueva semana.
Centaurea Montana
"Amethyst Drean"
Gracias.

Nubes negras

Mala época esta.
Casi toda la gente que conozco va en la mala y cuesta abajo.
Uno se siente humo frágil (al menos huele rico).
Otro quiere morir, para matar el dolor.
Otra está tratando de enamorarse de un tipo al otro lado del mundo para evadir la realidad de su relación.
Otro está renunciando a todos sus sueños para conservar lo (poco) que tiene.
Otro trata de levantarse de la inanidad que pareciera ser su vida...
Yo...
Yo me siento como un arquero al que 10 jugadores le están pateando penaltys... al tiempo.


"Nubes negras" - Duncan Dhu

Siempre lloverá en nuestra vida.
Siempre
Las nubes negras nos están acechando, esperan para clavarnos sus agudos y fríos (muy, muy fríos) colmillos.
Pero...
También se puede bailar bajo la lluvia.
Solo tengo que recordar cómo se hacía.

Comerse al 🐘 elefante

Parte I
Seleccionar tus pensamientos

Jhon Nash sufría de esquizofrenia paranoide, nada menos! y como corresponde a un intelecto superior decidió dar la pelea así fuera contra una enfermedad que tenía todas las de ganar.
Y cómo lo logró?
Disciplinando su mente.
Gastando en su propio cerebro la misma energía que usaba en resolver fórmulas matemáticas.
En la película "una mente brillante", en la escena de las plumas, lo expresa bellamente:



"Una mente brillante" -  La escena de las plumas
A partir del minuto 2:42
"Como una dieta mental... elijo no satisfacer ciertos apetitos"

Por mí experiencia, una de las mejores maneras de influir en nuestros pensamientos es... La música.
Así que podríamos empezar por ahí.
Vamos a darle preferencia a la música feliz y no a la depresiva, del mismo modo como yo no elijo un helado por mis problemas de azúcar.
Puedo? Claro, pero no lo hago porque no quiero enfermar. Pues igual.
Te daría un lista de canciones felices, pero de seguro conoces muchas más que yo, así que dejaré esta:

"Solo por hoy" - Azul Violeta

Y ya que estamos en esas... Vamos a vivir, un día a la vez.
Te quiero...

Dejar ir

Si he de despedirme de personas queridas, con más razón de las cosas.

He armado un gran paquete de ropa, otro de bisutería, otro de libros y papeles...
He organizado los papeles de mi ahorro (que no compraron la casa que soñé) y mi seguro de vida.
De qué sirven las cosas si no salvan a las personas amadas. A veces no dan ni felicidad, como no sea por un instante fugaz...
La acumulación es mala para el karma (y también para el ahorro), pero cuesta tanto dejar ir...
Finalmente lo que se hace es dejar liviana la maleta para el viaje.
Solo sigo aferrada a mis afectos (aún no sé qué voy a hacer con las muñecas de mi madre: no hay una niña a quién legárselas) y a veces uno conserva ciertas cosas en homenaje a personas queridas...
Y se debate uno respecto a quién merece qué...
Pero finalmente todo (y todos) no somos más que polvo al viento...

https://youtu.be/tH2w6Oxx0kQ "Dust in the wind" - Kansas

La Soledad

Después de la alegría
Después de la plenitud
Después del amor
Viene la soledad.
Conforme, pero
¿qué vendrá después
de la soledad?
(La Soledad, Mario Benedetti)
A veces me siento sola.
Y no es un estado que desconozca del todo, la soledad y yo somos viejas conocidas, buenas amigas, incluso.
Y no tiene nada que ver con el afecto que me rodea, pues ya lo decía Ana Frank:
"Una persona puede sentirse sola aunque mucha gente la quiera"
Y entonces empiezo a hacer más cosas sola, cosas que nunca creí, como ir ver una película o comer.
Estar solo no es necesariamente estar triste, también se puede estar acompañado y desolado, sin embargo al estar solo si golpean más fuerte, la soledad y también la tristeza.
A veces me aferro a tu pecho para no sentirme sola, pero al final, como dice Benedetti, después de todo...
¿Y es posible que dos soledades se hagan compañía?
Y cuando uno lleva una larga relación, pasar de ahí a la soledad es difícil y solo en esta clase de momentos se da uno cuenta de cuán dependiente se ha vuelto...

Tengo una soledad tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto

Si vivieras conmigo, igual debería dormir sola, porque tú, pequeño adicto al trabajo, no te acuestas sino cuando la primera luz del nuevo día rasga el horizonte.
Hay que amarse mucho para que la soledad no te aterre y quieras salir corriendo a refugiarte de ella en los brazos de amigos, en camas mercenarias, en el trabajo sin fin, en infinitas vueltas sin sentido...
Hay que aprender a negociar, a convivir con ella, porque la soledad, es, finalmente, nuestra única compañía verdadera.

La comida y yo

El man está rico, pero ¿quien cocina en toalla?
La comida y yo tenemos una relación muy especial, desde siempre.
Soy gorda porque me inculcaron pésimos hábitos alimenticios. Creo que el peor fue comer porciones desmedidamente grandes. No solo como más que mis amigas (me sorprende que sobrevivan con sus escuálidas porciones) sino también más que varios de mis amigos.
Mi padre, que tuvo que criarnos solo, no tuvo en cuenta nociones básicas como que las niñas debemos comer menos que los varones... o simplemente, que la porción de un niño era más pequeña que la de un adulto. Vivía con la obsesión de que estábamos desnutridos. 
Por su propia crianza, a nada le tiene más terror que a una nevera vacía. Podíamos tener los zapatos destrozados y la ropa hecha un desastre (y de hecho, así era) pero desde que hubiera comida en la nevera él no se angustiaba.
Si eso no fuera suficiente, como (devoro, más bien) por ansiedad. Estas dos semanas que han sido una pesadilla en mi vida, estuve atracándome de pan y chucherías... Mi pobre organismo debió soportar bastantes abusos. Estoy tratando de controlar esa tendencia acudiendo al recurso del cobarde: Masticar chicles sin azúcar de los que siempre tengo una gran provisión.
Soy una comedora social. Muchos amigos podrán reprocharme que no conservan ningún regalo mío, pues todos eran comestibles. He llegado al punto que no ir a determinados sitios deliciosos si no estoy acompañada.
Amo los libros de cocina. Sé cocinar y lo hago muy bien. Incluso estudié un poco del tema. Si en la técnica en vez de tomar la decisión impulsiva y ridícula de llevarle la contraria a mi familia hubiera obrado con un poco de sentido común, en vez de estudiar bares, habría podido ser cocinera profesional. Y estoy segura, habría sido una muy buena.
Una sola vez he cocinado desnuda para un amante (bueno, desnuda no, con un delantal coquetón y unos tacones) y le gustó. Le gustó el gesto y le gustó la comida, una excelente pasta a la bolognesa. Nunca lo he repetido porque ajá... no vivo sola.
Vegetarianos: Los amo...
siempre y cuando no me critiquen por comer carne
Un libro que me gustó y mucho, tiene como protagonista a una Cocinera. Se llama "Cómo cocinar a esa lagarta" y su protagonista, Jazmine, es una gorda amante de la grasa, de la cocina y de su marido... que hará lo que sea por retenerlo, incluido luchar contra una jovencita delgada y artera y rechazar al apuesto joven que se le insinúa.
Durante un tiempo estuve enamorada (enamorada?) de un cocinero profesional. Le comí mucho pero nada que él hubiera preparado. Él odiaba el café frío, incluso en preparaciones especializadas. Tiene una etiqueta en este blog, de las canciones de Ricardo Arjona, que eran las que me lo recordaban. Es el único hombre que he llegado a contemplar tener como amante más o menos permanente.
Tenía una barriga oronda (todo en él era grande) y es uno de los pocos hombres que he conocido que tenían la fuerza suficiente para cargar conmigo. Vernos era como ver un cuadro del rapto de las sabinas.
Hace mucho me sacó de su vida por el sencillo expediente de borrar sus rastros en redes sociales, bloquearme en el correo (o lo desactivó, qué sé yo) y nunca volver a contestar mis llamadas. Él me enseñó a lidiar el clima en tierra caliente con loción mentolada. Me enteré que hace cosa de un año tuvo un hijo. 
Generalmente como de todo. Hay muy pocas cosas que no esté dispuesta a comer, o al menos a probar, pero...
No como borojó, chontaduro o tamarindo. Creo que son las únicas frutas que no puedo comer en ninguna presentación. Una vez Doc me retó a que me encantaría el jugo de tamarindo de su madre y nunca me dió.
A veces salíamos con mi papá a caminar por las calles del centro de la ciudad y hacíamos una maratón de comida: en cada carrito que veíamos comíamos algo. No temo a la comida de carrito inmundo callejero pero con la edad y con mejor economía a veces me pongo exquisita. Desi me llamó una vez "Sibarita" (y quizá sea uno de los halagos que más me han gustado en la vida).
Kiss the cock, digo, the cook
Por la obsesión nutricional de mi padre, odio el caldo de pescado (y también el pescado cocido) lo que me privó por años de comer esa delicia que es la cazuela de mariscos. Debo a Doc haber superado el trauma.
Tampoco como nada con cabeza. Odio que mi comida me mire.
Como poco dulce y mucho picante. Con Desi estamos haciendo experimentos de ají con fruta. Nos han salido bien.
Mi postre favorito es el postre de natas bogotano, pero el bueno (que es caro y difícil de conseguir).
De niña, cómo todos, era melindrosa con la cebolla y el pimentón. Una noche fuimos con mi padre a uno de los miradores de la ciudad y allí me tocó (tocó: era eso o nada) comer un pincho que por cada pedazo de carne, tenía uno de esos dos ingredientes. Resignada, oyendo "fast car" de Tracy  Chapman, me lo comí. Desde esa noche amo esos dos ingredientes.
Mi papá y mis hermanos son excelentes cocineros.
Amo los lácteos. Si fuera intolerante a la lactosa sería muy desdichada.
La bebida que más consumo es el agua. Me gusta poco el alcohol (después de dos años de beber por obligación en el curso de bares pierde mucho de la gracia) y por eso sé muchas recetas de cócteles sin alcohol. Pero mi favorito lleva ginebra y ginger Ale que es mi segunda gaseosa favorita, después de la Inca Kola, sabor original.
Amo los helados de sabores cítricos.
Podría comer limas y granadas sin fin. Igual papas francesas y palomitas de maiz.
"La masa debe ser muy livianita
y el horno estar bien caliente"
Doña flor y sus dos maridos de Jorge Amado
Cuando voy a cine, hago una mescolanza de todas las gaseosas disponibles. Odio comer en el cine, salvó refresco y palomitas.
Sin haberlo probado nunca, le tengo ira al pastel Red Velvet porque su color rojo es pura anilina y no zumo de alguna fruta.
La mejor comida china la he comido con Desi. Él sabe usar palillos. Solo una vez he comido algo que él haya preparado y me gustó.
He tomado jugo de betabel (remolacha) con leche. Me gustó pero se sentía raro tomar eso, así que solo lo tomé un par de veces y nunca he hecho en casa.
Quiero un soplete de cocina y un kit de esferificación. No sé en qué los usaría, pero los quiero.
Tengo otro blog aparte de este y habla de comida. Había hecho uno para mi pareja para explicarle cómo cocinar mientras vivía en otro país (salió de aquí sin saber ni freír un huevo). Cuando me terminó me dió rabia y lo borré.
Extraño a la negra July, que vendía las más deliciosas marranitas que alguna vez haya comido, acompañadas con ajies de diversos tipos. Con Desi amábamos ir a comprarle, pero su negocio desapareció.
Steven cocina bien. He comido alguna vez en su casa y puedo dar fé de ello, pero nunca ha preparado algo especialmente para mí. Ha arraigado en el la superstición que al cocinar algo en especial para alguien, ese alguien se aleja de su vida. Le ha pasado varias veces.
Un amigo de Steven es el mejor parrillero que he conocido jamás. Adobando la carne con sal de rosas y gengibre me elevó al éxtasis. Sigo buscando esa sal.
Mi mejor amigo también sabe cocinar, aunque el no es tan especializado, hace mucha comida casera.
Una sola vez he comido ramen de restaurante y no me pareció la gran cosa. Dudo que vuelva a comerlo.
Jazmine, la del libro de la lagarta dice:
"La comida nunca dice no. Dice "si", dice "más"..."
Así me imagino el buen sexo. Pero esa, esa es otra clase de comida...

2 cosas sobre la tristeza

Una de las cosas muy tristes de la tristeza, es que no eres capaz ni de valorar lo que otros hacen por ti. Todo pasa como una niebla ante tus ojos porque no puedes ver. Solo ves nubes negras y lluvia a tu alrededor
"Sadness Part I" - Enigma

Por supuesto, tampoco ves la tristeza de los demás, no puedes ayudarlos, porque te sientes derrumbada, agotada, incapaz de salir del profundo pozo y menos aun, de ayudar a otros:

"Sadness part II" - Enigma
Y cuando eres escencialmente optimista, este duelo pasa en tu cabeza:
(La caricatura es de esta excelente página

 Y ya compartes tus galletas con La Señora Depresión, porque sientes que todo va cuesta abajo.

Espero por ti

Qué triste es que nadie espere por ti, que a nadie importe si estás, si te vas, si llegaste o si no.
Una o dos veces podría ser posible, pero ya ves...
Cuando pasa una y otra vez, la cosa no tiene remedio, tal vez...
Y volver a acostumbrarse a que solo cuentas contigo misma...
Y que sea pronto, antes de que te den el golpe de gracia...

Enamorada

Es difícil estar enamorada solo del sentimiento y no de la persona en una larga relación.
Uno más o menos sabe qué esperar y conoce al otro en muchos de sus claros y también de sus oscuros.
Aunque la gente es dinámica y la vida la cambia...
Pero que a ciegas elijan para ti algo que creen que te gustará y acierten...
Quizá no tenga precio.

Pongámonos Heróicos

Vamos a hablar de esos personajes que se ganan la vida (¿se ganan la vida?) salvando la humanidad.
Los super héroes.
para clasificarlos habría que definir el criterio:
  • La empresa que los creó (DC comics o Marvel: los demás son miscélaneos).
  • Género (chicos o chicas)
  • Con poderes (como Superman, Wolverine, o Steven Universe o similares) o sin poderes (Batman, Iron man, el Chapulin colorado)
y así...

Pero ¿en qué consiste su super-heroicidad?
Desde los que luchan en el bando del bien sin matar (Como Batman) hasta los que matan sin mayor reparo (Como Wonder Woman en su última película)
Talvez no vamos a hablar, solo voy a divagar.
Si no dicen "Super héroe" imaginamos el muñequito con su capa, pese a las sabias enseñanzas de Edna Moda sobre el peligro de las capas....
(TIENEN QUE ver el video, se pasa de bueno... jejejeje)

No estoy segura, por ejemplo de que se sacrifiquen más que una mamá o un papá que se esfuerzan por sacar adelante sus hijos, o que una persona becada en una universidad...
Hay algo que al parecer, si sacrifican siempre: sus vidas personales.

Nunca ha habido un superheroe con una vida personal normal y satisfactoria... lo más cercano era Peter Parker y los guionistas se la jodieron.Y conozco muchos altos ejecutivos de empresa en esa misma situación... teniendo en cuenta su tipo de trabajo (la responsabilidad que conlleva) viene siendo lo mismo.
Tal vez debamos ser un poco menos super heroicos...

y limitarnos a hacer felices a quienes están a nuestro alrededor...

Admiración

A veces - muchas de hecho- envidio a esas chicas que aman las selfies y a las que les toman muchas fotos.
Sé que no soy especialmente fea -y de hecho me han dicho que soy bastante fotogénica- pero siempre he sentido algo de miedo ante las fotos, ante la cámara, a menos que sepa muy bien que voy a hacer. Soy una fenomenal expositora, pero le temo a las fotos ante un pastel de cumpleaños.
Hay mujeres a las que sus compañeros sentimentales les toman miles de fotos; En algunos libros que he leído -La Selección, El Amante Japonés... por citar algunos- a sus protagonistas les toman fotos y esas fotos hacen parte de la historia común entre ellas y su pareja.
Imagen de nuestro futuro
Yo he tomado algunas fotos de mi pareja y siempre sale hermoso, no solo porque lo sea, sino porque me esfuerzo en captar ciertas cosas con la cámara... Lo hago siempre cuando tomo fotos, no solo con él.
Tengo un muralito en mi armario, donde con marcos hechos a mano, tengo fotos mías con amigos: mi mejor amigo, Desi, mi mejor amiga... me faltan 2: una con Steven -ya las tomamos pero no las he impreso- y una con Doc.
Le reprocho a mi pareja "le tomas más fotos al gato que a mi" y si, el gato tiene instagram y yo no.
A veces quisiera que lo fugaz que sea mi existencia pudiera quedar plasmado en fotografías, en las imágenes que dicen más que mil palabras...
Quisiera que las fotografías de mi pareja dijeran cuánto le gusto (no tiene ni un foto mía en su habitación) y cómo no se cansa de mirarme.
Y es que a veces una foto es más que solo eso....

"Pictures of You"- The Cure

La carga de mi odio

A veces me entristece que otros no compartan mi odio
la carga de mi odio.
Me resulta extraño que Conny siga siendo amiga de la abeja reina... ignorando sus líos de dinero y lo mal que habló de ella...
Miro la lista de bloqueados en Fb y aunque corta, ya desbloqueé a un par de personajes (Miss Abeja entre ellos) y a un par ya no recordaba por qué los bloquee...
Ahí voy, cargando malestares y tonterías...

Reporte de compras

Pues ni tan rico estaba el caviar...
Y las mermeladas eran muy pequeñas...
Lo más delicioso de esas compras fue, sin discusión, tú compañía


♪♫♩♬ Des-pa-ci-to ♪♫♩♬

Digan lo que deseen, que es una mala canción, que está hartos de oirla en todas partes y en todas sus versiones... pero díganme... bailar esto bien abrazados y escuchar que les canten versos como....
Vi que tu mirada ya estaba llamándome, muéstrame el camino que yo voy
Quiero respirar tu fuego despacito...que le enseñes a mi boca, tus lugares favoritos
Déjame sobrepasar tus zonas de peligro...
Ven prueba de mi boca para ver como te sabe...
Y mi favorito: 
Deja que te diga cosas al oido, Para que te acuerdes si no estás conmigo 
Sería dulce, sexy, romántico...
Y hoy que de nuevo estoy usando mi vestido rojo, algo de eso me vendría de maravilla...
"Despacito"  - Luis Fonsi Ft Daddy Yankee

¡Dormir Contigo!

Y para ponerle son a la cosa...
Opciones
Creo que lo más valioso que todo ser humano puede tener son opciones...
Elige una de las dos:
"Dormir Contigo" - Ismael Rivera

"Dormir Contigo" - Luis Miguel

Una habla de lo que nunca será. Como lo nuestro.
Otra habla de la felicidad realizada.
Para dormir (dormir? Acaso lo soñé todo?) tan bien, hizo falta esos fuertes abrazos, que estuviéramos hablando mientras veíamos miles de cosas deliciosas para comer (o beber!)... 
Elije.
Un beso

PD: La "Canción de cuna" que me cantaste me encantó. Gracias.